27.8.09

Ayer de casualidad encontré una librería increíble y me enamoré.
Techos altos. Bibliotecas hasta el techo, con escaleras. Muchos libros viejos y nuevos. Pilas de libros, más altas que yo.
Uno de los chicos que atendían dijo que más o menos tenía el largo de la mitad de la cuadra y eso me enamoró un poquito más. ¡Y hasta había un viejito con una maquina de escribir!

Pd: y los que atendían... eran lindos y raritos (L)

No hay comentarios: