27.10.09

No soy una fuente inagotable de favores y de atención. No pido que a cambio de un favor me den un regalo, no. A mi parecer un simple: "hola, ¿cómo estás?" o un pequeño detalle cada tanto, sería agradable.
No esperen que siempre esté predispuesta a todos en todo momento, porque mi paciencia y tolerancia tiene un límite. 

No hay comentarios: