22.12.09

no me jodan en los colectivos

Viajaba tranquilamente en el 140, al mediodía. Estaba leyendo con los auriculares puestos.
De repente, una vieja del orto me empieza a tocar insistentemente el hombro (con un dedo, como si fuera un palito). Mi reacción fue decir: me tocás devuelta y te mato. 

2 comentarios:

Daniel dijo...

Emmm, pero que quería la vieja?

Belén dijo...

Quería pedirme el asiento, se lo dí.
Tan hija de puta no soy jaja