24.2.10

En la esquina de mi casa, sobre Cabrera, estaban "haciendo buenos aires" unos cuantos hombres pajeros. Rompieron la calle, dejaron una caja llena de arena y pusieron vallas de madera. Pero después de las tormentas nunca volvieron. Así que están la caja de arena y las vallas destruidas tiradas sobre la calle y la vereda.
Entonces no se puede caminar por la esquina, por lo que tenés que ir por la calle pero corres el riesgo de que te pise el 109, un auto, una moto o algún ciclista.
Recién tuve que llevar a mi hermano a Mr. Groovy y tuvimos que pasar por ahí. Santi trataba de ir por arriba de las vallas tiradas y yo por el lado de la calle, casi me lleva puesta varios autos así que cuando regresaba a mi casa decidí levantar las vallas, acomodarlas una encima de la otra casi sobre la caja de arena.
Ahora se puede caminar un poco mejor sin que te pasen los autos a un milímetro tuyo :)

1 comentario:

Amanda. dijo...

gracias bel por hacer una ciudad mejor para todos!