23.5.10

Hoy fui a ver que onda la nueve de julio y todo lo que habían preparado. Omitiendo el hecho de que me violenta la gente en masa, me pone de muy mal humor y me dan ganas de matarlos a todos... es una garcha. O sea, dejando de lado los recitales ( y que Giego ya tendría que acampar al lado del escenario) los stands son una mierda. Los espacios dedicados a la cultura, el medio ambiente, la ciencia, la educación, los derechos humanos y no sé que más, eran salas donde entrabas y habían pantallas gigantes en las paredes y mostraban fotos de personajes o de cosas importantes. No se entendía mucho, se podría haber hecho algo muchísimo más interesante.
Por la avenida Belgrano, se podía cruzar para ver las cosas del otro lado. Se armó un quilombo porque mientras queríamos pasar, justo empezaba un desfile y estaban empujando a la gente y tratando de poner las vallas.
Obviamente no faltaron todos los que aprovecharon la ocasión para vender cualquier cosa con tal de ganarse un par de pesos: isopos!, carilinas, vinchitas del bicentenario!!!, muñecos pintados de blanco y celeste, banderas de todos los tamaños, tortas fritas, churros, panes, prismáticos, botellitas chotas de gaseosas a $6, posters asquerosos, escarapelas artesanales, remeras con estampados horrendos que decían 1810-210 y cuando se largó a llover aparecieron los que venden bolsas!
La verdaaad, se veía mejor por televisión.

No hay comentarios: